arch-peace news and articles

11.12.16

El pillaje del patrimonio cultural Palestino

By Sergio Yahni  
(This article was first published in Sergio Yahni's blog in October 31, 2016 and has been republished with the permission of its author. Find an English version of this article here.)

Maqueta del edificio del “Campus Nacional de Arqueología” que albergara las oficinas de la Autoridad de Antigüedades, almacenes que darán cabida a dos millones de artículos, laboratorios, una biblioteca y un magnífico espacios de exposición (fotografía: Israel Archeological Authority).
"The construction of Israel’s National Archaeology Campus (NAC), designed by architects Moshe Safdie and Irit Kohavi, has slowly but steadily progressed since 2012. NAC will sit next to the Israel Museum and Bible Lands Museum in central West Jerusalem, on what Israelis call “Museum Hill.” The $104 million building spans 35,000 square meters and stands nine floors tall. Inside will be the offices of Israel Antiquities Authorities, storage for two million artifacts, laboratories, a library, as well as exhibition spaces." Find an English version of this article here.

La construcción de un nuevo “Campus Nacional de Arqueología” diseñado por los arquitectos Irit Kohavi y Moshe Safdie todavía esta en curso y continuará por al menos otros 14 meses. La idea de construir este campus, que se encuentra en las cercanías del Museo de Israel y el Museo de la Biblia, surgió tras los Acuerdos de Oslo con el objetivo de transferir las colecciones del Museo Rockefeller de arqueología, situado en Jerusalén Oriental.

Se trata de un proyecto que no ha tenido un impacto internacional pero que claramente contradice convenios internacionales que tienen como objetivo prevenir el saqueo de la riqueza cultural de una región ocupada militarmente.

El museo Rockefeller de arqueología fue establecido durante el Mandato Británico de Palestina Contiene una gran colección de piezas arqueológicas desenterradas en las excavaciones llevadas a cabo entre los años 1920 y 1967.

Este museo se estableció como parte de una política británica de exponer en sus países de origen hallazgos arqueológicos que se consideraban parte del patrimonio nacional. Anteriormente esto hallazgos hubieran sido “exportados” a la metrópolis.

Esta idea ya se había llevado a la práctica en otras colonias del Imperio Británico donde se abrían centros dedicados a la actividad arqueológica que incluían oficinas para el Departamento de Antigüedades, salas de almacenamiento y un museo para exponer las piezas.

Interior del Museo Rockefeller en Jerusalén Oriental. El edificio
construido por por Austen Harrison fue iniciativa del Mandato Británico
de Palestina con el objetivo de crear un patrimonio nacional arqueológico
del país (fotografía: Wikipedia).
El museo adquirió su nombre cuando en 1925 John D. Rockefeller Jr. accedió a donar dos millones de dólares para el proyecto a pedido de James Henry Breasted, fundador y director del Instituto Oriental de la Universidad de Chicago.

Tras los acuerdos de cese de fuego jordano-israelíes de 1949 el museo Rockefeller paso a poder del Reino de Jordania. 39 años mas tarde, en Julio del 1988, cuando el gobierno jordano rescindió de sus demandas territoriales en Cisjordania este tendría que convertirse en parte del patrimonio cultural del Estado Palestino y por lo tanto estaría protegido por convenios internacionales de los cuales Israel es parte.

Como parte de un territorio ocupado esta riqueza cultural debería estar protegida por los Convenios de Ginebra, la Convención de La Haya para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado, por Convención sobre las Medidas que Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales y otros convenios internacionales que tienen como objetive evitar el pillaje de bienes culturales durante conflictos armados o en situaciones de ocupación militar.

Pero tras la ocupación de la ciudad en 1967 y su anexión en 1980 Israel ignoro estas múltiples protecciones transfiriendo la administración del museo y sus colecciones a la Autoridad de Antigüedades de Israel transformándolo en una institución israelí mas.

La construcción del “Campus Nacional de Arqueología” Israel forma parte de un proceso de vaciamiento de los valores culturales de Jerusalén oriental que desde la ocupación fueron confiscados, clausurados, o que simplemente se dejaron decaer en desuso.

El nuevo predio en construcción sera un edificio de 35 mil metros cuadrados que se extenderá en nueve plantas y costada 400 Millones de dólares norteamericanos. Este edificio albergara las oficinas de la Autoridad de Antigüedades, almacenes que darán cabida a dos millones de artículos, laboratorios, una biblioteca y un magnífico espacios de exposición.

Hava Katz, doctora en arqueología y conservadora jefe de las exposiciones, ha dicho al periódico Haaretz que el cielo raso de la plaza de entrada tendrá un número de mosaicos bizantinos “que estaban en edificios o espacios públicos y parte de ellos serán expuestos por primera vez”. Uno de estos los mosaicos, que se encontraba en las bodegas del Museo Rockefeller cubría el cielo raso de en una capilla bizantina Beit She’an que fue excavada durante el Mandato Británico por el arqueólogo Michael Avi-Yonah. Katz cuenta que este mosaico trae imágenes de la vendimia, de animales de pastoreo y de caza. Dentro del edificio habrá un espacio de exposiciones con techo transparente.

Sin duda el nuevo “Campus Nacional de Arqueología” es un proyecto ambicioso pero no es seguro que pueda competir con una joya arquitectónica tal como es el edificio del Museo Rockfeller, que fue diseñado por Austen Harrison. Por otro lado, este proyecto, que no fue detectado por el radar de la UNESCO representa un peligro mas a las riquezas culturales palestinas y confirma la “necesidad urgente de llevar a cabo la misión de monitoreo reactivo” por parte de la institución internacional.

10.12.16

Architects for Peace 2017 steering committee


Introducing our 2017 steering committee, elected at our Annual General Meeting on Tuesday 29 November.
President – Targol Khorram
Vice President – Nicole Mechkaroff 
Secretary – Anne-Claire Deville
Public Officer – Anna Rowe 
Treasurer – Pauline Ng
Project manager – Lorenza Lazzati
General Member – Richie Dean
General Member – Farah Rhozan
General Member – Yang Bai

We're delighted to welcome Richie Dean and Yang Bai to the Steering Committee. Richie started volunteering with us in 2015 and he is now managing delivery of our new website among other activities that he has. Yang started with us as a volunteer in 2016, contributing to various events and submissions that we had last year. Richie and Yang bring a range of skills and international experience to the team. We look forward to working together this year.

We also have a team of advisers who have kindly offered their help and will work closely with us: Dr Beatriz C. Maturana (founder of Architects for peace), Anthony McInneny, Peter Johns and Eleanor Chapman.

We would like to say a big thank you to all of our wonderful volunteers who helped us in 2016:
Heidrun Book, Julia Loginova, Chun Guo, Fernando Estrada, HAOMING XU and Zamaneh khoshdel.
Special thanks to Christopher Nichols for bringing his artistic skills in creating posters and videos for our events and Tony Luo for bringing his energy and creativity in managing our social media.



Thank you also to former steering committee members for your efforts and enthusiasm.

Targol Khorram
December 2016

16.10.16

October Talk @ Building 50, RMIT

Architects for peace went around the streets of Melbourne to gather thoughts on homelessness in our city.
Here is a teaser for the full length video to be shown this Friday"
Join the discussion this Friday 7th of October @ Building 50, RMIT - 7pm.
Event details: bit.ly/arch4peaceoctalk



7.8.16

Volunteer positions available at Architects for peace.
User experience (UX) designer/consultant 



We are seeking a user experience designer and consultant to Join our team of volunteers in Melbourne and assist with our website redesign/development project.
This position suits a student or recent graduate looking to gain valuable experience. Must be based in Melbourne.

Skills required:
-Excellent communication skills
-Solid understanding of UX and fundamental design principles
-Knowledge and experience with user flows, prototyping, style guidelines, wireframes and sitemaps
-Awareness of current and emerging web trends and patterns
-An interest in humanitarian/peace issues (Desirable)


How to apply:
Please send your resume to
richie@architectsforpeace.org
and we will get in touch with you.

To find out more about Architects for peace please follow the link below:
http://www.architectsforpeace.org/

21.6.16

Proyectos que hacen ciudad: Parque Bicentenario de la Infancia

Escribe Beatriz Maturana

Este es un impresionante parque de 9.000 m2, ubicado en la comuna histórica de Recoleta, con un pasado industrial y que entre fines del siglo XIX y mediados del siglo XX, fue lugar de acogida para cientos de inmigrantes del Medio Oriente, principalmente originarios de Palestina, Siria y el Líbano. Hoy esta comuna recibe una gran cantidad de inmigrantes de países vecinos y también lugares lejanos como Haití. Es por lo anterior, que la ubicación del Parque Bicentenario de la Infancia, ocupando la ladera poniente del Parque Metropolitano de Santiago, no podía haber sido mejor.

Una inusual experiencia donde los niños pueden jugar seguros al borde de una importante avenida.
Una serie de resfalines crea un borde continuo y
permeable integrando el parque a la ciudad.
El diseño del parque esta pensado para integrar tanto los aspectos urbanos de su borde con Avenida Perú, como el contexto natural del cerro, sacando máximo provecho de los desafíos que su singular ubicación provee. El resultado es un travesía llena de encanto, sorpresas y diversión para los niños y adultos. Esto se apoya en un cuidadoso y atractivo diseño, que sin ser obvio provee seguridad para los niños y servicios tales como fuentes de agua, modernos baños públicos, cafetería, oficinas de información y un funicular. Se puede subir al punto más alto del parque usando el funicular, y bajar en este, o mejor aún, usando los toboganes que cubren una parte de la ladera del cerro.

En su diseño de paisaje se combinan especies introducidas y nativas, con señalética que educa a los visitantes en el cuidado y respeto por el medio ambiente.

Aún cuando el proyecto muestra un gran cuidado en el diseño, desgraciadamente algunos de los mobiliarios urbanos ya comienzan a mostrar signos de deterioro, lo que en parte revela falta de atención a la instalación y detalles. Este tipo de problema, que genera altos costos de manutención y remplazo, puede ser evitado.

Este proyecto estuvo a cargo de Elemental

La explanada de esculturas y agua presenta un entretenido desafío para niños y adultos. 
El sector para los más pequeños.

En este sector los columpios delinean un bosque de árboles de liquidámbar  
Un estilo simple y moderno ha sido usado para el
mobiliario del parque, adecuándose a la ladera del cerro. 
Desde el parque se pueden apreciar las vistas panorámicas del sector poniente de Santiago.
Fuentes de agua armonizan con el diseño de los jardines.

Futura cafetería.


El funicular.
Servicios higiénicos con acceso universal.




Imágenes: Beatriz Maturana

Más información sobre este parque en: Imagina Santiago